viernes, 1 de mayo de 2015

Intervención en Imágenes Vestideras


     
               
Desde los comienzos de Sandáraca hemos tenido la suerte de realizar intervenciones sobre diferentes imágenes vestideras. Siempre fueron imágenes de Vírgenes con diferentes advocaciones.
Este tipo de esculturas se sabe que existían antes del siglo XVII y fue en el Barroco su momento de mayor expresión. Normalmente se tallaban manos y cara y, en ocasiones,  los pies, cuando se sabía que estos iban a quedar a la vista. El cuerpo solía ser un alma de madera. Todo ideado para cubrirlo con textiles.


Era habitual que las imágenes, en su mayoría femeninas, tuvieran diferentes vestidos que se encargaban de cuidar y gestionar las camareras de sus correspondientes cofradías.

Con ocasión del centenario de Santa Teresa vamos a mostrar la intervención que se realizó sobre una imagen vestidera que dio como resultado el descubrimiento de la representación de la Santa en dicha figura.

Llego a nuestras manos una imagen formada por una cabeza y los pies en madera policromada unidas por diferentes travesaños de madera y restos de lienzos para hacer el cuerpo y las piernas. Todo relleno con virutas de madera y papeles.

Se optó por eliminar tejidos y relleno y renovar maderas internas.



Por otra parte se limpió la policromía de  cara y pies. En ese proceso pudimos descubrir en el rostro los tres lunares característicos de la Santa con lo que se descartaba que pudiera ser la representación de otra advocación.
La escultura carecía de brazos y manos que se realizaron en nuestro taller






Se proyectó una estructura de madera, sencilla, que apoyara en un pequeño pedestal y sostuviera los pies y el resto del cuerpo y que mantuviera a toda la figura.

Finalmente se realizó un hábito Teresiano de la misma forma que las diferentes representaciones que han llegado hasta nuestros días, nos muestran de la Santa.
En las imágenes inferiores se puede apreciar cómo quedó la imagen vestidera después de todos los trabajos de restauración y una vez vestida.



                                                                                           


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada